Newvity Creatividad Aterrizada

5 principios de creatividad aterrizada para el 2022

2021-12-02

El 2021 fue un año en el que las empresas tuvieron que adaptarse a una nueva dinámica de mercado; nuevas características del consumidor y nuevas y diferentes propuestas de valor.

El 2022 no será muy diferente. Tanto el consumidor como la competencia seguirán cambiando de manera acelerada por lo que las emprensas deberán empezar a construir estructuras y estrategias maleables, con principios claros y sólidos, pero capaces de adaptarse y funcionar de manera efectiva en diferentes escenarios.

En términos de creatividad aterrizada, el 2021 demostró que el consumidor es cada vez más consciente del papel que juega en la relación consumidor-marca y que la interdisciplinariedad es la base del desarrollo empresarial.

Estos aprendizajes son la esencia que marcará la parada en las estrategias del 2022 y que les permitirá a las empresas conseguir sus objetivos de manera más costo-eficiente.

1.       El consumidor tiene el poder 

La consciencia que ha ido desarrollando el consumidor sobre los temas sociales, culturales y ambientales se está expandiendo también a temas más individuales como son los derechos que tiene como consumidor y el papel que juegan dentro de la relación marca – consumidor.  

Hoy en día el consumidor conoce lo que puede exigirles a las marcas y cómo puede exigírselos (a través de mecanismos legales o sociales) por lo que tenderá a ser menos tolerante con los <abusos> de las marcas, sus incoherencias o malos tratos; y a exteriorizar más sus inconformidades.

Las marcas, a su vez, aprovecharán esta consciencia del consumidor para resaltar sus beneficios exaltando los errores de la competencia.    

Un buen servicio al cliente, la coherencia entre la propuesta de valor y la experiencia de consumo, al igual que el respecto por los derechos de los consumidores serán un factor clave para mantener o aumentar la lealtad y la reputación de la marca.

Lee también: Estructura para la gestión de una marca

2.       En la interdisciplinaridad está la fortaleza

Para el 2022 - y los años siguientes – la transversalidad y el trabajo articulado serán tal vez una de las mayores fortalezas empresariales: poder abordar los grandes retos del mercado de manera transversal y desde diferentes áreas e industrias, pues permitirá no solo tener resultados innovadores – diferentes - que son cada más demandados, sino que permite responder de manera más ágil y costo – eficiente mediante un mejor entendimiento del mercado y del consumidor.

3.       Sobre los intangibles se construye el valor empresarial

Hoy en día los estudio muestran que hasta el 80% del valor de una empresa puede estar representado en sus intangibles. Este porcentaje tenderá a aumentar por la estructura actual del mercado y las características de la <nueva realidad> obligando a las empresas a dirigir esfuerzos a impulsar y fortalecer sus activos intangibles para aumentar su valor en el mercado.  Para esto, será importante para las empresas comenzar por identificar con qué intangibles cuentan y cuáles deben comenzar a desarrollar para ponerlos como base de sus estrategias.

Lee también: La creatividad aterrizada en el fortalecimiento de los intangibles

 4.       Sin responsabilidad digital los datos pierden valor

El valor de los datos personales y la manera en la que las empresas los recolectan y los usan es uno de los temas sobre los que el consumidor ha tomado mayor consciencia. Por esta razón, una <mala práctica> empresarial en la recolección y el tratamiento de datos personales puede afectar de manera directa el posicionamiento de la marca haciendo que sus consumidores pierdan la confianza en ella

Lee también: La lealtad del consumidor y el tratamiento de datos

5. La creatividad está por encima de la inteligencia artificial

No cabe duda de que la inteligencia artificial se está <tomando al mundo> y de que las empresas que no se sepan adaptar morirán por el camino. Sin embargo, el impacto que la inteligencia artificial ha tenido en la sociedad -tanto negativo como positivo- está llevando a las empresas y líderes empresariales a valorar más las características innatas del ser humano, especialmente la creatividad, y su utilidad en el desarrollo social y empresarial.

Una de las cosas en las que no podrán reemplazarnos los robots es en lo que no hemos inventado. Y hacía allá empezarán las empresas a dirigir sus esfuerzos, a apalancarse en las herramientas que ofrece la inteligencia artificial para desarrollar al máximo el potencial humano.  

Únete a nuestro boletín

Regístrate con tu correo para recibir actualizaciones de Newvity.