Newvity Creatividad Aterrizada

¿Qué es Creatividad Aterrizada?

2020-09-29

La creatividad es una capacidad innata del ser humano que le permite generar nuevas ideas o conceptos, mediante la combinación de ideas o conceptos conocidos. Entre más alejadas las ideas y conceptos que se combinan, más creativo y novedoso será el resultado.

La creatividad aterrizada se trata de incluir dentro de esas ideas o conceptos las normas de participación en el mercado para aumentar la información que se combina y conseguir que los resultados, además de ser originales e innovadores, se puedan implementar de manera efectiva.

En los procesos de creatividad aterrizada se trabajan las ideas, los proyectos y las marcas teniendo en cuenta los elementos creativos, estratégicos y legales relevantes, lo que permite dirigir los esfuerzos a una misma dirección, reducir los riesgos de incurrir en una infracción legal y ser mucho más rápidos y eficientes.

¿Por qué a través de procesos de creatividad aterrizada los procesos creativos son más costo-eficientes?

Mediante la realización de procesos creativos tradicionales las ideas, productos, proyectos o marcas, incluyéndose en el proceso desde el nacimiento de la idea hasta las estrategias para su explotación, se trabajan principalmente en dos etapas. La primera, incluye todo lo relacionado con el proceso creativo en sí: la generación y materialización de las ideas; mientras que en la segunda incluyen los aspectos legales relacionados con dicho proceso.

 En la primera etapa se desarrollan todos los aspectos que permiten, a grandes rasgos, materializar la idea, proyecto o marca. Y muchas veces no es sino hasta que se van a introducir al mercado, que se tienen en cuenta los aspectos legales que puedan estar relacionados con estos. Entonces, si dentro de la revisión legal, que corresponde a la segunda etapa del proceso, se evidencian inconvenientes para la introducción del producto, la marca, las acciones o estrategias en el mercado, es necesario devolverse a la primera fase, solucionarlos y realizar nuevamente la fase de creación para poder continuar con la correcta gestión.

Este proceso puede repetirse varias veces, creando ineficiencias y entorpeciendo los procesos creativos, pues se está realizando un doble esfuerzo en la obtención de un mismo resultado.

Si, por el contrario, desde el nacimiento de una idea se tienen en cuenta los aspectos legales relacionados con ésta y su gestión, no solo se consigue crear eficiencias en el proceso creativos - en tanto se reducen los esfuerzos a un único proceso-, sino que, a su vez, se consigue crear productos, marcas, acciones o estrategias con valor agregado, lo que permite potencializar la participación de éstos en el mercado y facilitar su explotación económica.

  • Conocer y entender el alcance de los derechos de autor en la gestión de obras intelectuales, permite desarrollar estrategias más competitivas.
  • Conocer y entender el alcance de los derechos de propiedad industrial al momento de definir una marca, gestionarla y definir las acciones de participación en el mercado, permite construir marcas más sólidas y competitivas, reduciendo los riesgos de incurrir en infracciones legales que terminen por perjudicar la reputación de la marca, la relación de la marca con el consumidor o la capacidad diferenciadora de la marca.
  • Conocer y entender los derechos de los consumidores permite construir una relación sana con ellos, que se traducirá en una buena reputación y fidelización.
  • Conocer y entender las normas sobre tratamiento de datos personales, permitirá potencializar su uso sin incurrir en infracciones legales o atropellos a los consumidores, aumentado la confianza.

Únete a nuestro boletín

Regístrate con tu correo para recibir actualizaciones de Newvity.