Newvity Creatividad Aterrizada

Qué es la propiedad industrial

2020-04-12

Qué es la propiedad industrial

Los derechos de propiedad industrial son los derechos que existen sobre las marcas, los nombres y las enseñas comerciales, las patentes y los secretos industriales.

Una marca es un derecho de propiedad industrial que le concede a su titular:
1. el derecho al uso exclusivo de la marca.
2. el derecho a explotarla económicamente mediante la concesión de licencias de uso o la venta como un activo intangible.
3. el derecho a impedir que otras personas usen marcas o signos parecidos y que puedan crear un riesgo de confusión en el consumidor

En términos legales, una marca puede ser un nombre, una gráfica, un color, un olor, un sonido, una textura o cualquier signo que sirva para identificar un producto o un servicio en el mercado. 

Imagen del artículo


Para conseguir el derecho al uso exclusivo de una marca en Colombia es necesario realizar un proceso de registro ante la Superintendencia de Industria y Comercio. Si una marca no cuenta con este registro, no puede considerarse que existe un derecho de exclusividad sobre esta y, por lo tanto, cualquier persona podrá hacer uno de esa marca o de cualquier signo distintivo semejante.

La marca tiende a confundirse con la razón social de una sociedad y con el nombre o enseña comercial. Por eso es importante tener clara la diferencia entre estos conceptos:

  • La razón social es el nombre de una sociedad que se inscribe en la Cámara de Comercio como cumplimiento de un requisito legal. Evita que existan sociedades con nombres idénticos, pero no evita que existan sociedades con nombres semejantes (aun cuando puedan generar confusión.

El hecho de constituir una sociedad con una razón social —o nombre específico— no es suficiente para evitar que otras personas puedan utilizar el mismo nombre o uno semejante como marca. A su vez, el poder registrar una sociedad con un nombre específico no significa que no exista ya una marca registrada igual o semejante.

  • El nombre comercial es el signo con el que se identifica una persona natural o jurídica en el mercado, y la enseña comercial es un signo que se utiliza para identificar un establecimiento de comercio[1].

A diferencia de las marcas, el derecho sobre los nombres y las enseñas comerciales nacen desde el momento en el que se empiezan a utilizar y solo subsisten mientras sigan siendo utilizados.

Aunque es posible que una misma persona sea titular de una marca que sea igual a un nombre y a una enseña comercial, los tres son derechos de propiedad industrial que no pueden coexistir en el mercado si son de titulares diferentes y representan un riesgo de confusión para el consumidor. De esta manera, si alguien tiene un derecho sobre un nombre comercial o una enseña comercial, este puede impedir que otra persona registre una marca que resulte semejante a éstos, y viceversa.

El registro de marca le permite a su titular utilizarla de forma exclusiva en el mercado para los bienes y servicios para los cuales ha sido registrada, e impedir que otras personas utilicen marcas o signos idénticos o semejantes para identificar productos o servicios idénticos o semejantes y que puedan generar un riesgo de confusión en el mercado. Pero también protege a los consumidores para que puedan elegir libremente y sin confusión entre los bienes y servicios del mercado.

  • En algunas estrategias de posicionamiento de marcas se utilizan frases que acompañan a la marca, que permiten reforzar la recordación de ésta y su vínculo con el consumidor.

En términos legales, estas frases son denominadas lemas comerciales y también pueden ser registradas ante la Superintendencia de Industria y Comercio para conseguir un derecho de exclusividad que permita impedir que otras personas usen lemas comerciales iguales o semejantes que puedan generar un riesgo de confusión en los consumidores.

Además de las marcas están los diseños industriales, los modelos de utilidad y las patentes:

  • Un diseño industrial es un derecho que se concede sobre la NOVEDAD en la ESTÉTICA de un producto; en su apariencia externa, y tiene una duración de diez años no renovables.
  • Un modelo de utilidad es un derecho que se obtiene sobre invenciones que, a diferencia del diseño industrial, proponen una NUEVA FUNCIÓN del producto. También tiene una protección de diez años no renovables.
  • Una patente es un derecho de propiedad industrial que se concede al inventor sobre sus invenciones, y se concede el derecho al uso exclusivo de dicha patente por un término de veinte años no renovables.

Un producto puede estar protegido simultáneamente por varios derechos de propiedad industrial. Del alcance y la proyección que se tenga sobre el producto o el proyecto que lo contenga dependerá la necesidad de obtener uno de ellos o todos en conjunto.

Por ejemplo: Actualmente, The Coca Cola Company tiene registrado en Colombia el logotipo y la botella como marca. Sin embargo, también tuvo registrada la botella como diseño industrial.  Esto permite que, una vez se agote la protección que existe sobre la botella como diseño industrial, siga existiendo una protección sobre la botella como marca.

El secreto empresarial es otro activo intangible con el que cuentan las personas naturales o jurídicas que participan en el mercado y que les permite conseguir un valor agregado en sus negocios y generar ventajas competitivas.

El secreto empresarial comprende toda la información y el conocimiento que tiene una persona o una empresa para desarrollar productos o servicios, y generar estrategias de venta y participación en el mercado.

Para que la información y el conocimiento con que cuenta una persona natural o jurídica pueda ser protegida por secreto industrial es necesario que cumpla con 5 requisitos:

  1. que no sea pública, y que no sea generalmente conocida ni de fácil acceso para terceros,
  2. que tenga un valor comercial por ser secreta,
  3. que esté identificada,
  4. que pueda ser transferida a terceros,
  5. que se hayan tomado medidas suficientes para mantenerla secreta.

El secreto empresarial existe únicamente en la medida en que la información sea comercialmente relevante y no haya sido divulgada. Para mantener y potencializar el valor que tiene la información confidencial es importante que esta se pueda individualizar y se tomen todas las precauciones necesarias para su correcta protección.

De igual manera, es muy importante fomentar una cultura de confidencialidad dentro de los equipos de trabajo e intentar mantener siempre la información relevante lo más reservada posible.

[1] Artículo 190 Decisión 486 de 2000

Únete a nuestro boletín

Regístrate con tu correo para recibir actualizaciones de Newvity.