Newvity Creatividad Aterrizada

El pensamiento "fuera de la caja" puede matar la creatividad

2020-09-07

Aunque existen varias definiciones de creatividad, lo cierto es que todas ellas comparten un denominador común: la creatividad como proceso para conseguir un resultado nuevo y original que permita resolver un problema a partir de realidades ya existentes.  

De esta definición se desprenden tres principios fundamentales de la creatividad y de cualquier proceso creativo: i) el problema, ii) las realidades existentes y iii) el resultado novedoso. En nuestro criterio, sin estos tres elementos se desnaturaliza el concepto de creatividad y se limita el alcance de cualquier proceso creativo.

 Entonces, ¿por qué obligarnos a pensar por fuera de la caja puede matar la creatividad?

 Durante los últimos años se ha ido posicionando en el mercado la cultura del “pensamiento por fuera de la caja” donde se busca, en términos generales, desarrollar ideas más allá de los parámetros mentales convencionales para conseguir resultados novedosos y originales a los retos a los que nos enfrentamos constantemente como sociedad.    

 Sin embargo, bajo este planteamiento se corre el riesgo  de limitar la generación de ideas dentro de los procesos creativos, ya que se segmenta el pensamiento y muchas veces se terminan clasificando las ideas en buenas o malas dependiendo del “lado de la caja” en el que estén y no por el verdadero valor que puedan aportar a un determinado problema.

 Las realidades existentes, o aquellas que conocemos, son la materia prima de los procesos creativos. Entre más cosas conozcamos y más ideas se tengan en cuenta al momento de buscar soluciones, mayor es la probabilidad de que los resultados sean únicos, diferentes y originales.

 Si descalificamos una idea por considerar que está dentro de los parámetros comunes corremos el riesgo de pasar por alto elementos de gran valor para el resultado que perseguimos. Por eso, para conseguir resultados realmente únicos, diferentes y originales es necesario incluir dentro de los procesos creativos todas las ideas y realidades existentes, incluso las más comunes.  

 No se trata entonces de pensar “por fuera de la caja” para conseguir resultados diferentes – porque al final, como toda tendencia,  ya se ha convertido en el común denominador-; se trata es de pensar con criterio, y el criterio se forma con todas las experiencias vividas y el conocimiento adquirido.

Lee también: Creatividad aterrizada. Creatividad, estrategia y normas

Únete a nuestro boletín

Regístrate con tu correo para recibir actualizaciones de Newvity.